buscar

Pages

martes, 6 de marzo de 2012

Una economia diferente

A pesar de todo lo que estamos viendo estos días. A pesar de que vemos que con el sistema actual no hay solución posible, ni forma de salir del, poco a poco van apareciendo ideas innovadoras fruto de unas necesidades mal satisfechas.

En anteriores crisis, o en la postguerra ya aparecieron organizaciones, o más bien comunidades de vecinosque se ayudaban unos a otros sin necesidad de usar dinero. O como se hizo toda la vida, el método del trueque puro y duro. Con internet esto se ha maximizado pudiendo llegar a límites insospechados.
Aun así a nivel de calle, y sobre todo en ciudades o pueblos pequeños, se ha revivido el sistema de trueque o el mercado paralelo donde se pueden conseguir por ejemplo unos tomates por unos huevos o solo por unos pocos céntimos.
Ya a nivel mas amplio han aparecido comunidades que ya van mucho más lejos. Solo con dar una vuelta por la red, podemos encontrar apuestas como http://www.sindinero.org/

Una nueva apuesta con mucho éxito son los bancos de tiempo. Intercambio de tareas por tarea, favor por favor. Realizamos un trabajo a una persona y esto nos da derecho a recibir un trabajo por parte de otro. También existe la versión de intercambios de objetos. Están extendidos por toda España y prácticamente podemos encontrar uno por población.

Ejemplo: Comunitats.org

Pero podemos ir mucho más allá. Usar el dinero pero salirnos de los medios establecidos. Podemos dar a nuestro dinero usos diferentes, ya sea porque queremos mejorar la rentabilidad o por qué apostamos por medios más ligados a banca ética.

Tenemos por ejemplo el portal Comunitae que une personas con capital disponible con gente necesidad del él. Una forma diferente de pedir un préstamo algo más barato y fuera del sistema financiero, pero con garantias.

Pero si lo que nos preocupa es la banca ética, podemos apostar por www.triodos.es Un banco responsable que funciona como deberían haber funcionado nuestras famosas cajas de ahorro que luego se volvieron ranas. No esperemos grandes rentabilidades en depósitos, ni grandes inversiones. Una cuenta, una tarjeta, y unos depósitos ajustados a la realidad.

Pero en la red hay mucho más. Webs de compra colectiva. Webs que nos pagan por ciertos trabajos y mucho más. Solo hay que lanzarse a bucear y buscar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...