buscar

Pages

miércoles, 28 de marzo de 2012

¿Quieres pagar menos comisiones?

Pues no te cases con tu banco. Ya se sabe que los matrimonios “son para toda la vida”, en lo bueno y en lo malo.
Pero deshacerse de tu banco es sencillo.
Ya he comentado en otros post como cambiar de banco. Esta vez hablo de las malditas comisiones.




No todas las comisiones son malas, aunque nos quieran hacer creer que sí. El problema es pagar comisiones por servicios tontos o no prestados. Pero pagar comisiones por servicios no prestados es aun peor. Pero si el banco cobra comisiones por un servicio que nunca usaremos... ¿que problema hay?
Hay que saber que las comisiones pueden cambiar en cualquier momento. Y para saber más sobre las comisiones lo mejor es ir al banco de españa

La técnica comercial de la mayoría de los bancos online, consiste precisamente en hacernos ver lo malas que son las comisiones. Pero lo que hay que ver, es el beneficio que podemos sacar de un banco, y luego descontar las comisiones, no vendarnos los ojos y aceptar solo que no nos cobran comisiones. Porque hay que admitirlo, todos cobran comisiones.
La diferencia esta, en que nos cobran comisiones. Algunos cobran comisiones por sacar dinero en cajeros que no sean de su red. Eso no parece un problema hasta que descubres que en tu zona no hay casi cajeros de su red. Otros no cobran comisiones de mantenimiento, hasta que dejas la cuenta a 0€, o casi  y paradójicamente es entonces cuando te cobran comisiones. Otros no te cobran comisiones, pero no te remuneran las cantidades de dinero que tienes en ellas. También están los que te cobran un ojo de la cara por hacer transferencias o por ingresar un cheque. Luego los que te cobran bastantes comisiones, pero te dan muchos descuentos, incluso por hacer la compra.
Tenemos que valorar cada una de las opciones y mirar bien los contratos. No estar completamente ligados a una entidad, aunque es difícil por culpa de las hipotecas. Pero por ejemplo, hay bancos que no te cobran por hacer transferencias. Si sabemos que necesitamos hacerlas, pues abrir una cuenta con ellos puede ser una buena idea. Si hay un banco que no nos cobra por tener una tarjeta de crédito ni por tener una cuenta, podemos irnos con ellos en parte para solo aprovechar esa función.

Al final acabamos con 4 o 5 bancos en cada uno con una función distinta.
- Banco A por sus depósitos.
- Banco B por su gestión de fondos
- Banco C por su cuenta remunerada y su tarjeta gratuita.
- Banco D por la gratuidad de sus transferencias.
- Banco E por sus depósitos.

Es un poco complicado quizás luego aclararse, pero si nos gestionamos bien, es la forma más eficaz de evitar comisiones y aprovechar lo mejor de cada uno.
Además, si uno de los que elegimos, nos permite asociar cuentas y hacer transferencias periódicas, podremos pasar dinero de una a otra cuenta sin tener que ir con el dinero en la mano, y eso siempre es algo interesante.

Conclusión, no te quedes con tu banco de toda la vida, muévete y usa las ventajas de cada uno. Y sobre todo, no te cases con uno firmando contratos de permanencia, a no ser que sea imprescindible.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...