buscar

Pages

viernes, 9 de marzo de 2012

El falso ahorro en la factura de la luz

Una manera de ahorrar, se nos dice, es tener cuidado con el consumo eléctrico. A nivel medio ambiental si que es verdad que hay que tener cuidado con el consumo eléctrico, pero a nuestro bolsillo no esta tan claro. Hay mucha tontería.
Explico porque en este articulo.




Lo que hay que tener en cuenta sobre el consumo eléctrico, es que lo que realmente importa es el tiempo que está conectado un aparato. Así, poco importa si consume mucho puntualmente, lo importante es durante cuánto tiempo consume.
Sobre esta idea se han lanzado muchas campañas, y uno de los objetivos ha sido el famoso stand-by.

Lo que hay que saber es que los nuevos equipos electrónicos han de cumplir con una Directiva llamada EuP, que limita el consumo máximo de un equipo en reposo o apagado.  Es una directiva antigua, y básicamente dice de forma muy resumida que los equipos cuando están conectados, apagados o solo en stand-by su consumo ha de ser prácticamente nulo.
Aun así, haciendo algunos números, es fácil darse cuenta que aunque no fuera por esta directiva, poco notaríamos eliminando esta dichosas lucecitas. En el peor de los casos, ese consumo al final de mes, sería de 0,54€ al mes una única luz conectada siempre.
Un electrodomestico cualquiera que solo esté conectado al día 1 hora y que consuma 1000W al cabo del mes ya son 4,5€.

Con esto claro, podemos intuir donde mas podemos ahorrar. Las bombillas son un punto importante. Dependiendo del tiempo que estén encendidas, y el numero de ellas, podremos ahorrar mas o no. El mayor ahorro lo conseguiremos de pasar de bombillas incandescentes a bajo consumo. Sobretodo si elegimos bien la potencia que necesitamos. Como guía, una bombilla clásica de 60W podremos sustituirla por una de 15W. Ah si que tenemos un ahorro considerable.
También esta la eficiencia energética. No, no te lances a comprar un electrodoméstico A+++++++++ no se trata solo de eso. Hay que tener muy en cuenta que una cosa es la eficiencia energética, y otra el consumo real. Aunque vengan de la mano, puede que no siempre nos resulte rentable. Puede que compremos un aparato con muy buena eficiencia energética, pero consumamos mas, pues la potencia total sea mayor, aunque a aproveche mejor. Ademas hay que añadir cuanto nos ahorramos realmente en el consumo. Puede que solo nos estemos ahorrando 100 o 200W totales por tiempo en uso del aparato.Así que ha esto hay que echarle un ojo antes de comprar.

Se gasta mucha corriente eléctrica en calentar y enfriar. La calefacción eléctrica y el aire acondicionado gastan muchísimo. Aquí si que es importante la eficiencia, pero mas que la del aparato, la que tengamos nosotros. Por ejemplo los aislamientos.

Sobre la iluminación, si nos decidimos a poner bajo consumo, indicar que es una falsa leyenda que en encender y apagar se consuma mucho. Si hay un pico de corriente, pero es despreciable, es mejor volver a pagar la luz si no se usa. Lo que si que es verdad, que tienen un encendido lento, así que es recomendable no encenderlas y apagarlas demasiado. En este sentido, algunos fabricantes ya han tenido la idea de fusionar bombillas de bajo consumo con leds. Y no es mala idea copiarles. Una opción para zonas de paso, o por ejemplo una cocina, es instalar una pequeña bombilla de leds, o incluso de bajo consumo, que nos permita ver para hacer la tarea rápida que queríamos hacer, y no tener que encender la luz general.

En resumen para ahorrar en la factura.
- Vigila los aparatos de mayor consumo y mira cuanto tiempo están encendidos.
- Reduce la potencia de las luces de tu casa.
- Instala pequeñas luces indicadoras para prescindir de las mas grandes cuando no sea necesario.
- Vigila la perdida de calor/frio de frigorífico, horno, calefacción y aire acondicionado.

Por ultimo, no pienses en comprarte el maldito aparatito que anuncian que es capaz de reducir el consumo eléctrico. Es un timo.

Los calculos de los precios son en base a un precio por KW de 0,15 €.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...