buscar

Pages

martes, 3 de julio de 2012

Protege tu mayor capital. Tu hogar!!!

Ahora que empiezan las vacaciones es típico, como cada año, que la policía y los medios de comunicación nos adviertan de los peligros que corremos si no protegemos correctamente nuestra casa. Aunque con la crisis actual parece que los robos han cambiado ligeramente, normal, hay mas parados y más gente en casa y menos gente que se va de vacaciones.

Aun así hago un repaso de los clásicos consejos. Pero desde mi particular punto de vista.

Realmente, ya tenemos bastante con que nos robe el estado, los políticos y los bancos. Contra estos hay poco que hacer. Pero contra los cacos, hay algunas alternativas.

Lo primero es que valoremos los objetos que tenemos en casa, pues es una manera de saber si por ejemplo nos cubre o no el seguro de hogar y si nos compensa tener instalada una alarma.
También hay que diferenciar distintos tipos de vivienda. Una vivienda unifamiliar por ejemplo tiene más posibilidades de ser víctima de un robo y además muchas más posibilidades de ser robada con sus dueños dentro.
Los pisos en cambio son más propensos a los cacos que entran con consentimiento previo.

Tenemos que asumir, que según qué tipo de vivienda tengamos, tenemos muchas posibilidades de que nos roben, y es un hecho, si se empeñan es imposible evitar que nos roben. Si roban a bancos y a famosos, ¿No van a robarnos a nosotros? Así, que el método más eficaz es que nadie se fije en nuestra vivienda. Que nadie se fije en lo que tenemos. Es más, si no tenemos nada, mejor aún (pronto los políticos lo conseguirán).

Hay que pensar que en según qué zonas, los ladrones han estudiado previamente donde van a robar. Entonces hay ciertas pistas que pueden seguir para ver que sitio es más interesante. En un barrio obrero, un piso claramente más lujoso puede ser centro de atención. Así como que en un barrio rico de casas unifamiliares, la más desprotegida puede ser la víctima. El piso con ancianos en un bloque de jóvenes. ETC… Si todos los pisos de nuestra escalera tienen alarma y puerta blindada y el nuestro no, pues ya podemos esperarnos que elijan primero el nuestro.

Son cosas muy básicas que se nos pasan desapercibidas. Por mucho que nos aconsejen dejar las ventanas abiertas, luces programadas o que pase alguien por casa, esto no sirve realmente. Ni las alarmas tienen una garantía real. Lo mejor es desanimar al posible ladrón de que elija nuestra casa.
El sistema más eficaz es lo visible que sea. Ejemplo, en un bloque de pisos con vecinos activos y donde la gente se conozca, es más difícil un robo que en una casa unifamiliar, aunque tenga alarma, si en esta pueden trabajar cómodamente sin ser vistos.

Un punto en el que no se suele hacer mucho hincapié aunque es importante, es la entrada y salida que hacemos de nuestra vivienda. Si se nos puede hacer fácilmente un seguimiento del horario que tenemos y nuestra vivienda es atractiva, podemos dar por hecho que tarde o temprano nos robaran.  Ya es solo cuestión de cuanto nos van a robar, no de si lo harán. Es uno de los motivos por los que los sistemas automáticos de encendidos de luces y ruido, no funcionan también como debería. Mientras se nos pueda ver salir de casa sabiendo a qué hora volveremos, o puedan simplemente llamar a ver si hay alguien, no habrá nada que hacer. Por eso, hay quien aconseja no abrir jamás la puerta, ni siquiera responder a las llamadas si no esperamos a nadie.

Hay que entender que los robos son una lotería, en la que tenemos más o menos posibilidades según unas condiciones, pero es imposible evitarlo al 100%, por eso contar con un seguro y no tener en casa objetos que son importantes para nosotros.

Ahora en la era digital, otro punto al que debemos prestar atención es a los datos que puedan quedar en nuestros equipos. Un robo de un equipo en el que las sesiones quedan abiertas y hay claves, puede ser un desastre. Así que si no tenemos más remedio de dejar un equipo en casa, hacer una limpieza de datos, no es mala idea. Y llevarnos un disco duro con datos importantes con nosotros no es descabellado. No sea que nos encontremos con que hemos perdido todas las fotos por ejemplo. Y de dejar en un cajoncito claves de bancos y tarjetas de coordenadas ni hablo, ¿verdad?

Termino con un repaso de los puntos importantes.

- Que nuestra vivienda no destaque por exceso ni por defecto en la zona donde esté ubicada (Muy lujosa, muy protegida, o todo lo contrario).

- Tener un buen seguro, acorde con lo que poseemos.

- Contar con un sistema de seguridad en proporción a lo que guardamos.

- Contar con una afluencia continua de visitas, ejemplo un familiar que revise la casa a distintas horas.

- No tener objetos imprescindibles para nuestra vida en casa cuando esta este deshabitada.

- Los equipos informáticos limpios de datos personales y con copia de fotos e información relevante.

- Contar con buenos vecinos que estén al loro de movimientos extraños. (Al final es el factor que más robos evita)

- No dejar al alcance datos importantes. Tarjetas de coordenadas, número o claves bancarias, etc.

- Reza cada día si estas en una zona de robos continuos, es imposible evitar el robo.

- Cambia de residencia (parece una tontería, pero hay sitios malditos, a veces es mejor irse)

- No irse de vacaciones. O no hay dinero, o estamos sin trabajo, que es lo que al final conseguirán.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...