buscar

Pages

lunes, 14 de octubre de 2013

Zinkia y el pésimo historial de España con estafas empresariales.



Voy a empezar correctamente. Zinkia, no es una estafa. El problema, es que por una vez se hacen las cosas de forma correctamente y la prensa le presta la debida atención a los hechos relevantes de la CNMV.


No debería ser la prensa, de forma sensacionalista, la que se cebara sobre una empresa que pretende afrontar una difícil situación. Bien llevado, la información disponible, se debería hacer llegar a los futuros inversores ante ofertas como la que nos ocupa de Zinkia.

La empresa de Pocoyo, emite deuda para hacer frente a sus problemas económicos. No es nada nuevo, el pan nuestro de cada día en este país. La operación es, en principio correcta. La diferencia es que hasta ahora, en condiciones peores, nadie ha advertido del riesgo de una operación así, a inversores particulares. La nota de la CNMV es clara, no tiene liquidez para afrontar las deudas en corto plazo.

La verdad, es que si miramos en internet encontraremos un montón de noticias, algunas muy catastrofistas, sobre el futuro de Zinkia y lo malo de estos bonos. Como información ya hay mucha, yo voy a simplificarlo de una manera sencilla y usando un lenguaje que debería ser fácil de entender.

Imagínate que un familiar o amigo te pide que le dejes 1000€, los necesita para conseguir salir de un bache económico. Si se los dejas, es muy posible o casi seguro que conseguirá salir de él y te devolverá esos 1000€ más 110€ más en concepto de intereses. Si falla, o actúa de forma desleal, lo perderás todo. Aquí el problema, es que la honradez se la presupones, lo que no puedes presuponer, ni tienes forma de saber, es el estado real de su economía. Si pudieras conocerla con detalle, igual descubrirías que esta pequeña deuda que te deberá, ha servido para pagar una deuda anterior y que no tiene ingresos para pagarte, así que debes confiar que una vez pagada esa deuda, consiga generar ingresos para devolverte el dinero. Si no genera nuevos ingresos, como es un dinero usado para pagar otras deudas y no para invertirlo en nada físico, por mucho que luego intentes romperle las piernas para presionarle en que te devuelva el dinero, no habrá manera de recuperarlo.
Ante esta perspectiva en la que es muy posible que te quedes sin dinero, esos 110€ extras que te aportara, puede que sean poca ganancia para el riesgo que corres. Además, si al dejar esos 1000€ entras tu en un gran riesgo económico si lo pierdes, la decisión debería ser clara, no dejárselos.

Resumiendo en dos puntos.
El interés es bueno, siempre que el riesgo no lo veas enorme.
La cantidad que inviertes (dejas) debe ser una cantidad totalmente prescindible.

Hay que recordar que muchas empresas en España no estarían hoy en pie si no fuese por la emisión de estos bonos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...