buscar

Pages

miércoles, 11 de abril de 2012

¿Aun sin oficina virtual?


Una de las noticias del díade ayer, fuera de las ya típicas de la prima de riesgo y las bolsas, es la enorme cantidad de oficinas que se dice que sobran en España. En concreto más de 25.000. Parecen muchas. Pero la realidad es que ya no se necesitan como antes.
¿Aun usas las oficinas?

Hubo un tiempo que las oficinas eran imprescindibles. Luego poco a poco se empezó a poder a operar por teléfono, pero con la llegada de internet ya no es necesario. No hay que olvidar que estamos en el 2012, y que llevamos más de 15 años con internet como medio de comunicación universal. El retraso en poder gestionar de forma online nuestras cuentas es enorme. En comparación la banca está en la edad de piedra en lo que a servicios de internet se refiere si lo comparamos con empresas nativas de internet.
Si hablamos exclusivamente de bancos online, la cosa cambia. Hay un abismo entre cómo funciona unos y otros.
Lo que habría que saber porque de esa insistencia en aferrarse a las sucursales físicas de los bancos tradicionales españoles. O por que duplican el negocio creando una red virtual paralela a la ya existente teniendo una web para operar vía banca tradicional y otra de banca online.

En cuanto a las webs de algunos bancos en el que nos dan acceso para poder operar, hay de todo. En algunas el diseño da risa, y dista mucho de ser funcional. En otras esta estrictamente vinculado a una tarjeta, o solo tenemos acceso a ciertos servicios.
Es paradójico que con lo que se gana en banca, se gaste tan poco en algo tan importante.

Quizás la contrapartida a una mejora en los servicios online, sea la perdida de una enorme cantidad de puestos de trabajo. Sobre todo de comerciales de oficinas, que al final no son los culpables, aunque hay alguno poco honrado,  son solo unos trabajadores que hacen lo que se les manda.  Pero efectivamente sobran oficinas. No necesitamos tantas, y si las necesitamos es por culpa de una incultura general y de que los que mejor conocen las nuevas tecnologías, los jóvenes, son los que menos dinero disponen y por lo tanto menos necesitan usar un banco.
La realidad es que usando la banca electrónica prácticamente no necesitamos las oficinas. Permite buscarnos mejor la vida de lo que queremos, y no tenemos presión de un comercial. La información es más imparcial, pero cuidado, no tiene por qué ser más correcta. En la oficina tenemos el condicionante de lo honrado que sea el comercial y la confianza que tengamos con él. En cambio si lo hacemos nosotros solos de penderá únicamente de lo bien que nos informemos, por lo tanto podemos engañarnos nosotros mismos, cometiendo enormes errores, a los que no existe reclamación alguna.

En realidad los comerciales hacen un buen trabajo, no olvidemos los años que hace que existe esta figura. Quizás se tenga que reajustar su figura y recobrar su confianza, pero por el momento no deberíamos prescindir completamente de ellos. Un experto siempre es un experto.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...